domingo, 6 de septiembre de 2020

Hay cosas que simplemente no se olvidan

Hay cosas que simplemente no se olvidan y el mundo del fútbol está llena de ellas, cada día hay una efemérides que nos hace suspirar de nostalgia o un aniversario increíble que trae de regreso nuestra jugada favorita.

Es el caso de la impensable atajada que el increíble René Higuita protagonizó el 6 de septiembre de 1995 en un partido amistoso entre Colombia e Inglaterra, en el mismísimo Estadio de Wembley, “la catedral del fútbol”.

Higuita mancilló la catedral con una espectacular jugada a un tiro distante de Jamie Redknapp.

El arquero colombiano midió perfectamente el tiro co un un salto acrobático despejó el balón con las piernas -literalmente- por detrás de la cabeza.

Una jugada inmortal de un futbolista fuera de serie o como bien dicen en la narración original, René Higuita “El Maestro de lo Impredecible”.